”¡Luces, Cámara, Seducción!”

¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar por amor o por deseo? ¿Qué harías si el desasosiego, el miedo, los celos y la venganza se convirtieran en el peor enemigo de la mente?

El debut de la película con un soldado herido y rescatado, para ser trasladado posteriormente a un colegio de monjas, acaba desencadenando una serie de malentendidos. Tras un inicio lento, un argumento que parece casi interminable, nos adentramos en una trama que se convierte en un drama psicológico.

La película de Sofía Coppola basada en la obra de Don Siegel (El Seductor) nos deja casi sin aliento. Sus protagonistas, Nicole Kidman y Colin Farwell desempeñan unos papeles espectaculares. La magia de poder interpretar y combinar el dolor de la traición con el orgullo, es digna de ser premiada.

Si hubiera que poner un punto sobre la i, sería en sus aspectos más técnicos. Una iluminación intencionadamente -pero quizás- demasiado oscura para mi gusto… Sin embargo, en cuanto a la elección de los planos y la distribución de los mismos, no habría nada que objetar. 

En definitiva, una película lenta pero emocionante a su vez, y llena de sorpresas hasta el último momento. Eso sí, mi recomendación: hay que ver la película en versión original, y no solo esta, sino todas, por mal que os pese los cines incómodos de Princesa (sobre todo el Renoir, en el que ni siquiera se puede entrar con palomitas…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s